Publicado: 19 de Enero de 2016 a las 14:22

Las puertas blancas para el interior de la casa pueden parecer poco vistosas, pero en realidad, el blanco puede ser muy bonito, moderno y elegante, no cómo color o puerta en sí, sino también como combinación del conjunto de la casa y su decoración. Asociamos este color con la limpieza, lo que nos da la oportunidad de sentirnos en casa en un ambiente todavía más acogedor. Casi todas las combinaciones con los blancos son muy exitosas. Si las paredes están en un color gris, blanco, negro o incluso con matices de colores vivos o chillones, las puertas interiores blancas son un verdadero éxito.


Podemos dejar que nuestra imaginación vuele y llegar a muchas combinaciones diferentes en cuanto a la decoración de las puertas blancas. Algunos de los puntos positivos de tener puertas blancas es que dan amplitud a la habitación, son más neutras y reclaman menos atención (a no ser que el color de la pared sea oscuro como negros, rojos, etc…) y por último que hace que nos cansemos mucho menos de ellas que las puertas de otros colores o madera.


Uno de los puntos negativos que pueden tener las puertas blancas es que se ve la suciedad en zonas que se tocan mucho, como las zonas de alrededor de los pomos y cerraduras, pero en realidad la suciedad es la misma en todas las puertas.


A modo de inspiración os dejamos unas fotos de puertas blancas de diferentes estilos y combinaciones de colores. ¡Esperamos que os gusten! Y si os decidís a dar un aire nuevo a vuestra vivienda, podéis solicitar presupuesto aquí.