Publicado: 21 de Enero de 2015 a las 11:32

Nuestras puertas de  melamina disponen de unos acabados de diferente rugosidad, textura y brillo, dentro de la amplia gama de diseños existentes.


La melamina es un material muy resistente al vapor de agua, los agentes químicos, la erosión, el rayado, la abrasión y las altas temperaturas.


Las puertas de melamina tienen la ventaja de tener una gran resistencia a la luz solar, en comparación con otros materiales como la chapa de madera.


No necesita tratamientos posteriores, mantenimientos, y se limpia fácilmente con cualquier emulsión o detergente.